PRODUCTO PAÍS

Santo Domingo.- Desde los campos y la ardua labor de nuestros trabajadores llega al mundo la producción de Cacao, siendo el de nuestro país el número por la calidad que le caracteriza, lo que lo convierte en el preferido por las chocolateras de Europa.

Según detalla una publicación del periódico El Dinero, República Dominicana es el líder en exportación de Cacao orgánico, sin embargo esta especie es minoría. La mayor parte de cacao que exporta el país es en grano, de los que alrededor del 54% es de zona franca y el restante 46% es nacional.

Así mismo indica que en el país hay alrededor de 2.4 millones de tareas sembradas de cacao a cargo de alrededor de 40,000 productores con 36,236 fincas registradas. El problema es que la productividad (libras por tarea) es muy baja y se requieren inversiones para mejorar las plantaciones.

El medio señala que la producción de cacao ofrece diversos beneficios, porque además del su consumo nacional y aporte nutritivo, su exportación genera divisas y contribuye con la ecología, toda vez que es una fuente ideal de reforestación.

Historia y desarrollo en el país

España introdujo el cacao como cultivo a sus territorios del Caribe, Santo Domingo, Trinidad y otros, a inicio del 1600, pero no con mucha dedicación. Luego, los franceses lo fomentaron con mucho éxito, con nuevas introducciones después del año 1665. A través del tiempo, su consumo, principalmente en forma de bebida, se fue haciendo popular en Europa, desarrollando rápidamente la demanda, el mercado y, por consiguiente, la importancia del cultivo.

Según una guía técnica realizada por el Centro para El Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF), la distribución y producción del Cacao está concentrada en 27 municipios de las regiones Nordeste, Este, Central, Norte y Norcentral, siendo la primera la que representa mayor número de provincias que generan este cultivo en un 60.82%.

Las comunidades en el Nordeste que cosechan Cacao se encuentran: San Francisco de Macorís, Pimentel, Castillo, Hostos, Cotuí, Fantino, Villa Rivas, Nagua, El Factor, Río San Juan, Sánchez, Las Terrenas y Samaná.

En la región del Este se produce este cultivo en Hato Mayor, El Valle, Miches, Sabana de la Mar, Higüey y El Seibo, correspondiente a un 12.15%.

Villa Altagracia, Yamasá, Bayaguana y Monte Plata son las zonas cacaoteras con mayor volumen de producción en la zona Regional Central representando un 10.2% de la producción nacional.

La región Norte está representada en un 9.52% por las provincias de Gaspar Hernández, Altamira, Guananico, Moca y Santiago.

Mientras que en la zona Regional Norcentral, las provincias de Bonao, La Vega, Salcedo, Tenares y Gaspar Hernández son las áreas con mayor producción con un equivalente del 6.25% de la

El informe del CEDAF informa que el 30% de los árboles de cacao corresponde al cacao tradicional del país, mientras que el restante 70% está constituido por híbridos biclonales, provenientes en su mayoría de cultivares importados, seleccionados por su alto rendimiento, calidad, y tolerancia a las principales plagas y enfermedades. De la producción de todo este material genético, en sentido general, se surten tanto la industria local como los exportadores.

La cosecha principal del cacao tiene lugar durante los meses de marzo, abril, mayo, junio y julio y la cosecha menor ocurre durante los meses de noviembre, diciembre y enero.