Este producto es uno de los favoritos de los dominicanos y aporta el desarrollo del mercado exportador.

El banilejo, Gota de oro, Pascual, Sumozo, Manzano, Bombolón, Morado, Irwin , Kent,  Tommy Atkins, Keith, entre otros, forman parte de los nombres característicos de los tipos de mangos que se producen en República Dominicana, un producto que se ha convertido en uno de los sellos de identidad del país en materia de producción y exportación.

La región Sur del país es la zona de mayor incidencia en la producción del Mango siendo las provincias principales: Peravia, San Cristóbal, Azua, San Juan, Barahona y Neiba.

Estas localidades aglomeran más del 85% del área de producción total, 68% del área de producción total y 57% del número total de los trabajadores, según destaca un reportaje realizado por el medio de comunicación, Listín Diario.

Exportaciones y Empleos

Datos ofrecidos al medio de comunicación Listín Diario, indican que en República Dominicana en el año 2004 se exportaron 1, 156,841 kilogramos de Mango Fresco, cantidad que se elevó a 7,096,983, equivalentes a US$6.852 millones.

Señalan que el número de exportadores pasó de 4 ocho a 15 en el 2003 con rutas a Europa, incluyendo Inglaterra; Estadios Unidos, Canadá, Japón y el Caribe Insular.

Entre las variedades exportadas están el Keitt en un 70%; Tommy Atkins en un 20% y un 10% en el resto de las variedades.

Mientras que el 20% del mango exportado hacia los diferentes destinos de origen orgánico.

El informe muestra que el número de empleos directos generados en la producción del mango fue de aproximadamente 1,500 en el 2003 y se elevó en este año a más de 3,500.

Producto Internacional

Los mercados a donde se exportan las variedades de mango son la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Canadá e Islas del Caribe.

Origen

El mango es originario de Asia tropical donde es conocido desde épocas antiguas. Existen evidencias de que en el siglo VII era una fruta bien conocida en China e Indochina. La temprana prominencia del mango en la India sale a la luz por el hecho de que Akbar, el gran Mughal de ese país del siglo XVI, tenía un huerto conteniendo 100,000 árboles de mango.