El Salvador es uno de los principales mercados para el queso nicaragüense, pues los envíos entre enero y julio 2017 generaron US$59.52 millones.

Por Mercados y Tendencias

La Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (FAGANIC) amenaza con evitar que productos lácteos de Honduras y El Salvador entren al país, como una medida de presión si no se logra una solución a la crisis que enfrentan por la caída de los precios de la leche y las normativas impuestas para productos nicaragüenses.

“Si en 10 o 15 días no tenemos respuesta, vamos a comenzar a buscar otras alternativas. Aquí no es nada en contra del Gobierno, no es nada en contra de nosotros mismos, sino en contra de quienes están haciendo el daño, de quien está incumpliendo el tratado y está afectando el sector primario”, expresó Álvaro Vargas, presidente de FAGANIC.

Tanto el cierre del mercado hondureño como la caída de las compras de Venezuela han impactado directamente a la industria láctea de Nicaragua. Centrolac, uno de los principales exportadores de leche, ha reportado la caída del 66% en las exportaciones en lo que va del año en comparación con 2015.

Aunque la empresa sigue enviando leche al mercado salvadoreño los niveles de control se han incrementado por lo que aumenta los tiempos de espera y con ello los costos de traslado. “Hay más muestreos pero siempre salimos bien, pero no hemos visto ninguna movida como la de Honduras que dijeron: ya no vendés aquí y punto que no importa lo que diga la ley”, indicó Alfredo Lacayo, gerente general de Centrolac.

Por su lado, autoridades salvadoreñas visitaron esta semana el puesto fronterizo El Amatillo con el objetivo de verificar la aplicación de las nuevas disposiciones. Orestes Ortez, titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería de El Salvador, comunicó que estas normas son para que la población salvadoreña tenga la confianza de que los productos lácteos que se importan, cumplan las normas higiénicas.

El Salvador es el principal mercado para el queso nicaragüense. De los US$ 69.11 millones que generaron los envíos de queso al exterior entre enero y julio de este año, US$ 59.52 millones los absorbió El Salvador.